¿Cómo le digo a mi hijo que debe hacer cuarentena? En este artículo os ofrecemos algunas claves y recomendaciones para enfrentar esta difícil pregunta.

La vuelta al colegio e instituto de este 2020, como todos sabemos, está siendo muy diferente de lo habitual. 

Además de los nervios propios del inicio de curso, reencontrarse con los amigos, posibles cambios de ciclo o incluso cambios de colegio se están quedando en un segundo plano debido a la actual crisis de la COVID-19.

Una de las situaciones que más preocupan a familias, profesores y alumnos, es la posibilidad de contagiarse. 

El mecanismo que se está utilizando para intentar frenar la expansión del virus es el método del confinamiento, por el que todos los niños y niñas que hayan tenido contacto con un positivo dentro de su aula, deberán pasar 14 días en casa, o menos si les realizan una PCR con resultado negativo, transcurridos suficientes días desde el contacto con la persona positiva.

Aunque somos conscientes de toda esta situación, cuando nos comunican desde el centro que uno de los compañeros de nuestro hijo o hija es positivo en coronavirus es normal que nos asalten temores y dudas. ¿Qué le digo si tiene que confinarse? ¿Cómo le explico que tiene que pasar una cuarentena? ¿Qué información le doy? ¿Se asustará? 

Vamos a ver a continuación algunas recomendaciones sobre cómo le digo a mi hijo que debe hacer cuarentena.

– Intenta mantener la calma. 

Si la situación te desborda y sientes ansiedad solo por el hecho de imaginar que tu hijo puede estar contagiado, te recomendamos que retrases el momento de hablar con él o ella.

Es adecuado que puedas atender primero lo que estás sintiendo, antes de hablar con tu hijo.

El miedo es muy contagioso y si ellos te ven alterada o preocupada, es más probable que sientan temor por la nueva situación y reacciones con nerviosismo.

Si las circunstancias te desbordan y te ves superada, puedes plantearte la opción de pedir ayuda para sobrellevar mejor la situación.

hijos en cuarentena

– Es recomendable anticiparse.

Si para cuando estás leyendo estás líneas tu hijo o hija no está confinado, ni existe un posible riesgo a vuestro alrededor, te recomendamos que desde este momento puedas anticiparte.

Os será de mucha utilidad en un futuro que ahora le expliques que existe la posibilidad de tener que confinarse en casa si uno de sus compañeros tiene coronavirus. Que toda la clase se quedará en casa unos días para poder protegerles.

Para evitar el miedo irracional al coronavirus, lo mejor es ser sinceros con ellos y explicarles que lo más habitual es que los niños y niñas no se pongan malitos con el virus, pero que algunas veces pueden tener tos o fiebre. 

Una buena manera de abordar la pregunta de cómo le digo a mi hijo que debe hacer cuarentena, puede ser recordarle alguna ocasión en la que haya estado enfermo para que pueda imaginar y anticipar lo que ocurriría, sin que su imaginación proyecte una situación peor a la que sería la más probable.

“¿Te acuerdas el año pasado cuando te dolía la garganta? Y nos quedamos en casa para poder cuidarte, fuimos al médico y en una semana ya te encontrabas mejor.”

Es importante que entienda los motivos, sin alarmismo, pero asegurándonos de que es capaz de comprender que si todos nos quedamos en casa cuándo podemos tener el bichito no lo transmitimos a otras personas que puedan ponerse malitas también.

No le mientas ni ocultes información relevante.

Quizá para evitarle preocupaciones o sufrimiento, tengas la tentación de engañarle y decirle que esos días no hay cole, que todos los niños se van a quedar otra vez en casa, o que nadie de su clase tiene coronavirus. 

Es muy probable que termine sabiendo la verdad, ya que cuando se reincorporen a clase compartirán sus experiencias y saberes. Cada niño tendrá un nivel de conocimiento de la situación y lo compartirán entre ellos, de la misma manera que haríamos los adultos en una situación similar.

Es mejor que hayas sido tu la que le hayas ofrecido una información de calidad y adaptada a su nivel de comprensión, que delegar en sus compañeros la función de informadores, ya que puede obtener información errónea o sesgada. 

Además, será consciente de que le has engañado, lo que mermará su confianza en ti.

confinamiento infantil

– Recuerda que, en la mayoría de casos de coronavirus en niños y adolescentes, los síntomas son leves.

En el proceso de cómo le digo a mi hijo que debe hacer cuarentena, te ayudará a minimizar la sensación de riesgo inminente e impedirá que sobrevalores el riesgo al que os estáis exponiendo.

No queremos olvidar el pequeño pero relevante porcentaje de niños que finalmente pueden tener complicaciones, debido a patologías previas o a alguna otra condición. 

Evalúa el riesgo real en vuestro caso y las posibilidades de que todo se resuelva sin complicaciones en el caso de contraer la enfermedad.

De la misma manera, te recomendamos que se lo hagas saber a tu hijo para evitar una preocupación excesiva.

– Si ya os han comunicado la necesidad de confinaros

Si te habías anticipado previamente a esta situación y le habías hecho partícipe de las posibles consecuencias de que un compañero de su clase fuera positivo, te resultará más sencillo abordar el tema con él. 

Recuérdale lo que habíais hablado y lo que va a ocurrir a partir de ahora. 

Si no habías hablado previamente con él o ella sobre esta posibilidad, ahora es el momento. 

Dedica un tiempo a que entienda la situación general, indícale que más niños y niñas están en la misma situación que él y qué va a pasar a partir de ahora.

– Anticípale lo que va a ocurrir

Mantener aislado a un niño dentro de su propia casa es especialmente difícil, por no decir imposible.

Si en casa convivimos con familiares de alto riesgo, quizá sea más sencillo que la persona adulta sea la que pueda confinarse en una habituación aislada, mientras dure la cuarentena, ya que los niños y niñas necesitan el contacto y la atención directa de manera continuada.

Si hay medidas que habéis decidido tomar, como usar mascarilla cuando no podáis mantener la distancia, tener siempre la casa ventilada, no compartir utensilios o baño o practicar el lavado de manos frecuente, involúcrale en estas tareas. 

Explícale lo que vais a hacer y cuál es la finalidad. Es más sencillo cumplir con tareas si entendemos el porqué las estamos llevando a cabo, que si se basan en mera obediencia.

Para los más pequeños, el cómo le digo a mi hijo que debe hacer cuarentena puedes valerte de dibujos o pictogramas pues le pueden ayudar a entender qué vamos a hacer y cómo llevarlo a cabo en cada momento del día.

-Permite y genera espacios para que exprese lo que siente.

Aunque en un primer momento pueda parecer que no le afecta la situación, es posible que emociones desagradables como el miedo, la tristeza, o la ira aparezcan más tarde.

Genera espacios de calidad para hablar con él o ella, en los que pueda expresarte sus preocupaciones y donde encuentre un espacio seguro en el que poder hablar sin juicios.

Algunos niños y niñas no se sienten cómodos hablando, pero se expresan mejor desde otros recursos, como el juego de roles, el dibujo, el teatro o el baile. Cualquiera de ellos es bueno y recomendable si nos facilita poder abordar lo que sentimos.

– Posibles conductas «extrañas» o inusuales son normales y habituales.

Volver a viejos hábitos o tener regresiones, tales cómo chuparse el dedo o hacerse pis, no querer dormir solo o mostrar miedos ya superados, como a la oscuridad o a no querer ir solo al baño, son indicadores de qué puede estar preocupado por la situación.

No te centres en la conducta observable, cómo puede ser chuparse el dedo, sino que intenta averiguar cuál es el miedo que siente y está explicando esta conducta. De esta manera podrás abordarlo con él y buscar estrategias para que pueda enfrentarlo.

– Manteneros ocupados y con una rutina flexible.

Pero ¿cómo le digo a mi hijo que debe hacer cuarentena si no tiene síntomas y puede hacer una vida normal? en este caso puede darnos la sensación de que volvemos a encontrarnos con el temido confinamiento que ya pasamos en marzo. 

La buena noticia es que ahora contamos con más experiencia y recursos para hacerle frente. Ya sabemos qué cosas nos funcionan y cuáles es mejor dejar en un segundo plano.

Mantener unos horarios relativamente estables de sueño, comidas y deberes puede ayudarle a anticipar el día a día y darles seguridad. 

Recuerda que las rutinas excesivamente rígidas no son adecuadas para momentos de estrés

Puede que haya momentos en los que estudiar sea lo último que le apetezca, dada la situación en la que está, o que ir a bañarse se convierta en una auténtica lucha. Podemos dejarlo para más adelante o tomarnos un descanso para jugar, si eso nos ayuda a sobrellevar mejor el encierro.

-Busca alternativas para liberar la tensión acumulada. 

Sabemos que los niños necesitan salir a la calle, el contacto con otros niños y niñas, jugar al aire libre, explorar espacios nuevos, etc.

Pero si debemos enfrentar un nuevo confinamiento, tendremos que buscar alternativas que nos ayuden a estar entretenidos y a soltar la tensión acumulada derivada del encierro.

Aquí cada niño tiene unas preferencias y se sentirá más cómodo con diferentes actividades. Algunas ideas podrían ser: 

Pintar, dibujar, cocinar, bailar, jugar, respiraciones profundas, leer, meditación, deporte, manualidades, disfrazarse…

En nuestra web, en el apartado de “Guías gratuitas” encontrarás diferentes recursos gratuitos con ideas y estrategias que podrás llevar a cabo en el confinamiento, con niños y adolescentes.

Si muestra ansiedad, estrés o bajo estado de ánimo…

En ocasiones la situación, el estrés acumulado y las tareas escolares desde casa pueden superarles y comenzar a mostrar síntomas que nos indican que algo no va bien.

Si se alargan más de lo esperable para su edad o son de tal intensidad que generan un alto malestar o dificultan el correcto desarrollo del resto de sus tareas habituales, te recomendamos que puedas pedir asesoramiento y ayuda a un profesional.

Contacta con un psicólogo experto en psicología infantil que pueda facilitarte pautas y herramientas para manejar la situación desde casa. Y que impida que los síntomas puedan tender a cronificarse si la situación no mejora.

Esperamos que este artículo os haya sido útil en el abordaje de la pregunta  ¿cómo le digo a mi hijo que debe hacer cuarentena?

Verónica Pérez Ruano
Psicóloga general sanitaria M-25027
Directora de Raíces Psicología Infantil